Archivo

Posts Tagged ‘derecha’

Actitudes desafortunadas.

Alcaldesa de Fuengirola La alcaldesa de Fuengirola, una tal Esperanza Oña, busca protagonismo de la única forma que puede, buscando la polémica y procurando que nadie olvide su nombre. Quiere ser la <<nueva Esperanza Aguirre>>, para lo cual le faltan muchas cosas, empezando por un título nobiliario. Pero no desfallece e intenta una y otra vez ser <<más papista que el Papa>>, luciendo conjuntito y desbocando la palabra. Su último invento: señalar el aniversario de la II República como <<el día del perro>>.  

Esta señora merece un buen tirón de orejas. Es una pena que en el PP ya no quede nadie con la autoridad de poner a la gente en su sitio. Esta ofensa a millones de españoles que se sienten agraviados es innecesaria, absurda, obscena, impropia y sobre todo, inoportuna. No está el horno para bollos.  

Las cosas en España van mal. Y lo peor es que nada invita al optimismo. En este contexto, cuando nos está lloviendo como lo hace, y se pretende que España, junto al resto de países del mediterráneo se convierta en un granero humano para Alemania, es momento de estar unidos y no de generar división. Pero esto algunos no lo entienden. Algunos sólo ven hasta la punta de su nariz, nunca más allá.  

No voy a insistir más en la cuestión. Hay cosas más importantes que andar metiendo el dedo en el ojo a quienes no piensan como tú. Y como al fin de cuentas, supongo que tampoco se quiere discriminar sexualmente a los animales, y el próximo 14 de abril será no sólo el día del perro; también lo será de la perra.  

Anuncios

Quien es Quien, en las Elecciones Italianas

Tras la imposición de un gobierno tecnócrata por la UE, Italia se enfrenta a una necesaria regeneración democrática. Muchos sectores sociales, políticos y económicos consideraban el gobierno de Monti una dictadura encubierta, que ha fracasado tras menos de un año en el poder. Estos son los principales grupos que concurren a las elecciones, en cuyas manos está el futuro de Italia, la regeneración democrática y en gran medida el futuro de la UE, pues es evidente que un país como Italia, tendrá mucho que decir en el concierto (batiburrillo) europeo.

f1Son los favoritos. Están liderados por Pier Luigi Bersani, antiguo militante del Partido Comunista, de cuyas cenizas nació el Partido Democrático de la Izquierda y de este el Partido Democrático. No concurre sólo a las elecciones (ninguno lo hace en Italia), lleva de compañeros de viaje a Izquierda Ecológica Liberal, al Centro Democrático y al Partido Socialista Italiano.

Una de sus grandes bazas es la experiencia política de Bersani, varias veces ministro en diferentes gobiernos, tanto Prodi como de Maximo d´Alema. Sus propuestas contra los ajustes y a favor de una política expansionista que garanticen el crecimiento económico y la creación de empleo lo hacen muy popular entre las clases medias. Sin embargo, es casi seguro que pactarían con Monti para evitar la entrada de Berlusconi al gobierno, aunque les cuesto sacrificar su política económica. Muchos creen que, sabedores de la coartada política que tendrán con el regreso de Berlusconi, se atreven a prometer cualquier cosa, aún sabiendo que no podrán ponerla en marcha.

f2El Pueblo de la Libertad es el partido político liderado por Berlusconi. Saben que será difícil ganar las elecciones. Pero tienen suficiente apoyo social como para ser determinantes en el Parlamento, sobre todo si el resto de los partidos no logra un gobierno estable de coalición. Esta es su gran baza. Si se posicionan bien, la continuidad de las políticas de ajuste pasarían factura a hipotéticos socios de gobierno como el Partido Demócrata. Surgirían tránsfugas (bastante frecuente en Italia) y en un par de años podrían estar en condiciones de afrontar con éxito unas nuevas elecciones.

Por el momento, se conforman con dar cobertura legal a su líder, asediado por la justicia, y continuar siendo protagonistas en los medios. Lo cual, además, es bastante fácil, pues pertenecen a Berlusconi.

En el viaje los acompañan La Derecha, Hermanos de Italia, Gran Sur, la alianza de Centro y la Liga Norte, ya sin Bossi. Representan a la derecha con fuertes vínculos católicos.

f3La Agenda Monti se presenta cómo la alternativa de los mercados y la UE. Quieren acabar con la imagen de tecnócrata impuesto de Monti y afianzarse en el poder. Saben que no lograrán ganar las elecciones, probablemente se queden en un tercer puesto (un segundo sería un éxito), pero confían en la alianza con el Partido Demócrata para continuar aplicando la estrategia diseñada en la UE.

Gran parte de su electorado considera esta formación como un mal menor. Están en contra de la política que hacen, pero se resignan a las imposiciones de Merkel como una forma de no quedarse fuera de Europa. Son también la apuesta de los sectores más moderados de la sociedad.

La coalición la forman partidos como el Centrista, Unión de Centro, Futuro y Libertad, Hacia la Tercera República / Italia del Futuro y el Partido Liberal Italiano.

f4Revolución Civil es una formación que aglutina a los partidos de la izquierda tradicional y antisistema. La podríamos comparar a la IU española de Cayo Lara. Su gran baza es la alianza estratégica con Italia de los Valoras, liderada por el ex juez Antonio di Prieto. El candidato, sin embargo, es el fiscal estrella de Palermo, Antonio Ingroia, conocido por su lucha contra la corrupción y la mafia.

Pretenden ser la fuerza política que regenere las instituciones desde dentro, luchando contra la corrupción y la delincuencia organizada. Su mayor problema es que el mensaje radical de algunos de sus miembros aleja a amplios sectores de población que, cansada de la corrupción, no quiere tampoco que se use la “limpieza de las instituciones” como coartada para introducir un régimen de economía tutelada por el Estado. Es probable que acaben siendo cuarta o quinta fuerza en el Parlamento, dependiendo de lo que haga su máximo rival: Beppe Grillo.

La coalición la forman Izquierda Verde, Italia de los Valores, Federación de Izquierda (refundación comunista) y el Movimiento Naranja, una antigua escisión de Italia de los Valores.

f5Movimiento 5 Estrellas. Su discurso populista e irreverente lo ha hecho favorito de los jóvenes y los grupos más daños por la crisis. Carecen de programa y de ideología definida. Su grito de guerra es: <<no nos representan>>, en referencia a los partidos políticos tradicionales.

Se trata de una plataforma política que cuasi venera a su líder, el cómico Beppe Grillo. Sin contenido ni experiencia de gestión demostrable en ninguno de sus líderes, tienen a su favor un discurso simple y directo que cala en ciertos grupos de la sociedad. Es un nuevo populismo de izquierda que surge como antítesis al populismo neoliberal de Berlusconi.

En las últimas elecciones e convirtieron el tercera fuerza política, y aunque las encuestas les son muy favorables, ellos mismos son conscientes que sus resultados estarán por debajo de lo obtenido en las municipales. Entonces eran la novedad, estaban “limpios”, pues nunca habían gestionado nada, pero ahora se enfrentan a las elecciones con el peso de la gestión que han empezado a hacer en las municipales, y esto les está cortando las alas. El globo se deshincha, a pesar de un adelanto electoral que les favorece, la atención mediática que han despertado y el lenguaje provocador que emplean.

f6Evitar el Declive, sería la traducción más adecuada a esta formación que concurre casi sola a las elecciones. Está liderada por un conocido contertulio de orientación liberal, Óscar Fulvio Giannino.

No se espera que obtengan unos buenos resultados, sólo que estén en el Parlamento, pero sin capacidad siquiera de influir en ninguna de las carambolas de gobierno que pueden darse. Su ideología está inspirada por el liberalismo clásico. En este sentido, sus propuestas son muy similares a las que en España formula el extraparlamentario Partido de la Libertad Individual o el Think Tank Instituto Juan de Mariana.

Aunque sus propuestas pueden sonar antisociales y no gustar a los sectores más proclives al intervencionismo del Estado, son la formación política con más base ideológica y claridad de ideas de las que se presentan. Al menos, son los únicos que dicen lo que van a hacer si gobiernan, guste o no.

Su campaña electoral, además, está siendo de las más originales. Un mensaje claro, recogido en diez propuestas muy concretas, un uso muy hábil de las nuevas tecnologías (implicando en los foros a los simpatizantes) y un nuevo modo de organizar sus actos públicos: los anti-mitin, donde los asistentes no sólo escuchan y aplauden, sino que participan en el debate, está haciendo que ganen muchas simpatías entre los grupos más concienciados de las clases medias.

La hipocresía del PP

Que el PP es un hipócrita no es novedad. Tampoco vamos a cargar nuestras tintas sólo contra la derecha en esta cuestión, pues la hipocresía es tan de la política como el acné de la adolescencia. Es muy plural y democrática, afecta a todas las ideologías y todas las fuerzas políticas por igual. El problema llega cuando la hipocresía alcanza extremos en los que se convierte en cinismo y desfachatez.

El sector más ultraconservador del PP es el más partidario de convertir España en una suerte de Vegas de Europa. Si durante años nos hemos mirado en California, aceptando de manera tácita que nuestro país cumpla en Europa el mismo rol que California en EE.UU, con la llegada del magnate Sheldon Adelson y su complejo de casinos, bajamos un nivel para convertirnos – como ya hemos dicho en alguna ocasión – en el barrio chino de Europa.

Llama la atención que los sectores de la derecha que apoya la puesta en marcha del Eurovegas sea también el más cercano a la Iglesia Católica. Ahora sabemos que, además de las críticas morales que se pueden hacer a este proyecto, también hay algunas cuestiones oscuras relacionadas con sobornos y blanqueo de capitales.

Según los medios norteamericanos, el magnate Sheldon Adelson está bajo sospecha de sobornos a funcionarios del gobierno chino  y está siendo investigado por blanquear dinero del narcotráfico. En concreto, la prensa americana acusa al grupo de casinos de Adelson de blanquear dinero de un cártel de la droga mexicano. Ron Ress, portavoz de la corporación Las Vegas Sands, ha desmentido estas acusaciones.

La justicia americana continua su investigación. En breve saldrán nuevos datos a la luz. Pero sobre todo, la investigación llegará a su fin y determinará si son culpables o inocentes de blanquear dinero a través de sus casinos. Si fueran ciertas las acusaciones ¿cambiará de actitud el gobierno del PP? De hecho, ante la gravedad de los hechos de los que se acusa a las empresas de Sheldon Adelson, lo lógico sería suspender cualquier decisión hasta que no se aclare todo este asunto. Sin embargo, algo me dicen que no tendrán interés ninguno en hacer lo que a todos nos parece lo más correcto. 

Disparates en torno a Gibraltar

24/05/2012 1 comentario

La derecha española y su Brunete Mediática han hecho de la cuestión de Gibraltar un pilar esencial de su nacionalismo de hojalata. El uso del “conflicto de Gibraltar” para tapar otras miserias patrias se remonta a la década de los 50 del pasado siglo. Nunca antes Gibraltar había sido una cuestión de Estado, ni España reivindicó con verdadero interés la soberanía del peñón. Fue la dictadura la que inflamó los ánimos de los españoles contra la pérfida Albión, la cual, aseguraban – sin ser del todo cierto –nos había robado 7 km de tierra.

La verdad, toda esta cuestión sería un buen chiste de no ser por la obstinación enfermiza que ha mostrado siempre la derecha por deformar los hechos y presentar una versión adulterada de la historia. Obsesión que nos ha llevado en demasiadas ocasiones a enfrentarnos con nuestros verdaderos amigos.

¿Cuál es la situación real de Gibraltar? En el 2002 se  celebró un referéndum para aprobar la cosoberanía del peñón, algo a lo que el Reino Unido siempre ha estado dispuesto. Sin embargo, los gibraltareños decidieron seguir siendo lo que son. Una decisión legítima que todo demócrata debería aceptar. De hecho, la realidad, es que los gibraltareños quieren seguir siendo gibraltareños. Nada les haría más feliz que disfrutar del mismo estatus que tiene Andorra. Y eso es algo que ni los ingleses ni los españoles vamos a cambiar nunca. 

Volvemos a la Censura en TVE

La derecha gobernante parece sentir nostalgia de los tiempos en los que un enano calvo gobernaba por la fuerza.

Quiere reformar el código penal para que sea delito manifestarse, e incluso difundir una convocatoria de manifestación. Amén de poder cerrar los bogs que se le antojen y perseguir judicialmente a quienes compartan mensajes contrarios al gobierno en las redes sociales. Buscando multas millonarias contra cualquier opinión contraria al gobierno, capaces de arruinar a cualquier medio de comunicación – y no hablemos de blogs independientes como este –, e incluso encerrar en la cárcel a las voces críticas.

Pero no contentos con la amenaza económica y penal, buscan ocultar la información y censurar cualquier actitud o mensaje que sea contrario a sus posiciones. Como muestra de la nueva España de Rajoy podemos citar la reciente retrasmisión de los premios Max. Una gala que, retrasmitida en un falso directo, censuró las opiniones contrarias a las medidas adoptadas por el gobierno. José Sanchis Sinisterra, Alfredo Sanzol y Salvador Sunyer, sufrieron la censura y sus discursos críticos con la situación actual de la cultura en nuestro país fueron cortadas en los estudios de TVE y no se emitieron. 

Algunas reflexiones sobre las elecciones andaluzas

Acabamos de conocer los resultados y queda mucho por decidir. La mayoría de izquierdas ha dejado al PP con cara de tonto; pero la llave está en manos de una formación política tan inestable como IU, capaz de lo mejor y lo peor según amanezca el día claro o nuboso.

IU ha favorecido el gobierno del PP en Extremadura. ¿Ocurrirá lo mismo en Andalucía? Confío en que no. Si dentro de la coalición que lidera Cayo Lara persiste un mínimo de sentido común y comprensión de la realidad, evitarán que el PP gobierne en Andalucía. No ayudar al PSOE equivale a cavar su propia fosa en las próximas generales. Nadie les creerá si dejan que la derecha se haga con el poder en Andalucía.

Aún es pronto para hacer valoraciones sobre cómo quedará, al final, el gobierno de la Junta de Andalucía y las consecuencias en el conjunto del Estado. Pues dependerá mucho de cómo se gestione los tiempos y los acuerdos de ahora en adelante.  Pero hay algunas cuestiones de las que si no hablamos hoy, difícilmente tendremos oportunidad de hacerlo en el futuro.

Hablo de la desilusión de UPyD. Una desilusión forjada a tiempo completo y que pueden agradecer a su líder Rosa Diez. Sus posiciones centralistas en extremo terminarán pasando factura a esta formación política. La andadura de este partido, no lo olvidemos, vino de la mano de la socialdemocracia; muchos hombres y mujeres progresistas vieron en esta formación joven la oportunidad de construir una alternativa a un PSOE viejo y achacoso. Sin embargo, el discurso está situando a UPyD cada vez más a la derecha. El desprecio con el que hablan de las comunidades autónomas e incluso de elementos culturales que son sello de identidad de algunos pueblos de España, recuerda a los discursos del franquismo sociológico en el comienzo de la democracia, cuando se daban los primeros pasos hacia el estado de las autonomías. Es verdad que su discurso siempre calará en algunos sectores del electorado, pero muy poco tendrán que roer en territorios como Andalucía, donde el nacionalismo causa urticaria pero como se le ocurra a alguno cuestionar lo andaluz no tienes sitio donde esconderte.

Equo tampoco despega. No es de extrañar. La estrategia de Uralde es equivocada. Pretender ir de la mano del fracasado partido de los Verdes y obtener resultados distintos a los que estos obtenían es ingenuo, por calificarlo de forma suave. En Andalucía, y cada vez en más sitios, se percibe a Equo cómo el disfraz de los Verdes.  No es un problema de educación o cultura política, ni falta de medios, ni bipartidismo o polarización de la política; es mucho más simple: si haces lo mismo, cosechas idénticos resultados. ¡Cuánta esperanza frustrada! Cuando Juantxo planteó la fundación Equo muchos sintieron (sentimos) verdadera ilusión. Confiábamos en la construcción de un partido verde de corte europeo, una opción necesaria e inspirada en los verdes alemanes. Sin embargo, en vez de buscar la renovación del movimiento verde en España, han optado por perpetuar las mismas posiciones antisistema y nutrirse de los restos de otras formaciones verdes.

El Partido Andalucista. Triste final para una formación que hace apenas diez años estuvo gobernando en coalición con el PSOE. Ahora se han quedado fuera del parlamento, y son ya dos legislaturas sin obtener escaños. Es probable, muy probable, que nunca vuelvan a obtener parlamentarios. Se escudarán en el bipartidismo y en otras lacras de nuestra política. No les falta razón, pero hay que ser también sinceros y saber reconocer los errores. La situación por la que pasa el Partido Andalucista es consecuencia de sus errores. Cuando gobernaron, lejos de construir un partido sólido, usaron las instituciones a modo de agencias de colocación, y los delegados provinciales se elegían por vasallaje. Hubo muy poca democracia interna. Y de aquellos polvos estos lodos.

Que viene la derecha… y al final vino

Es verdad que la izquierda ha abusado demasiado del famoso ¡Que viene la derecha! Y al final sucedió como en la fábula: que cuando vino de verdad, nadie se lo creyó.

La derecha gobernante en España ha roto con consensos constitucionales. Su actitud de desprecio hacia los sindicatos es prueba del talante antidemocrático imperante en este gobierno y en el partido que lo sostiene. El espíritu de consenso y concordia que inspiró la Constitución ha sido inmolado en el altar de su fanatismo religioso.

No discrepan de la izquierda. La odian. Pretenden acabar con cualquier pensamiento crítico y opuesto a su visión dogmática de la realidad. Nadie, ni los más pesimistas, esperaban algo así.

Están desmontando el Estado del Bienestar, una pieza clave de los consensos de la transición. Fue sobre el modelo mediterráneo de Estado del Bienestar que articulamos nuestra convivencia. Si cae el principio social del Estado, caerá también la cohesión social.

Nunca imaginé que el Partido Popular llegase tan lejos. Nadie lo imaginó, y como en la fábula, despertamos comprendiendo cuanta verdad tenían quienes nos advirtieron.

 

A %d blogueros les gusta esto: