Archivo

Posts Tagged ‘IRPF’

Desnudar al pobre para vestir al rico

Esta semana, hemos conocido que el gobierno cumple sus previsiones de recaudación. Logrando un crecimiento respecto al ejercicio anterior de un 4,2% respecto al ejercicio anterior. El problema, es que este incremento en la recaudación no se debe a una mejora de la actividad económica, y en consecuencia de los ingresos fiscales, sino que es consecuencia directa de la subida en los impuestos, sobre todo del IVA y el IRPF. En concreto, de no haber subido los impuestos, la caída hubiese sido de un 2,7%. Es decir, las medidas fiscales del gobierno de Rajoy, han logrado incrementar la recaudación en un 6,9% respecto a lo que hubiese recaudado de no subir los impuestos.

Curioso dato, sobre todo, por coincidir con el hundimiento del consumo minorista durante el 2012, que se tasa en un 6,8%. Hablando en plata: se lo quitamos al consumo para embolsárselo al fisco. El mayor incremento en la caída del consumo se dio, como era previsible, tras la entrada en vigor del nuevo IVA. En diciembre, la época dorada del consumo, cayó un alarmante 10,20%, insostenible para muchas pequeñas y medianas empresas.

Huelga explicar la correlación que existe entre los datos de consumo y el aumento del paro. En un país como España, cuya economía se basa en las pymes, que generan más del 80% del empleo privado, una caída tan fuerte y prolongada del consumo equivale al suicidio económico. Van ya 30 meses seguidos de caída del consumo interno y no parece que la tendencia vaya a cambiar.

El gobierno, lejos de fascinarse con el espectáculo del fuego, debería intentar sofocar el incendio que está destruyendo las bases de nuestra economía. No bastan los mensajes positivos para que la economía crezca y genere empleo. Es necesario que las buenas noticias tengan razón de ser. Y esta no la tiene. En condiciones normales es bueno que los ingresos del Estado crezcan, pero no cuando es a costa de hundir el consumo, y con él a las pymes, el tejido del que está hecha nuestra economía. 

Presupuestos Generales del Estado 2013 (II)

De dónde sale el dinero y dónde se gasta.

INGRESOS

En millones de euros. 

Impuestos y cotizaciones a la seguridad social      192.500,35  (+4,5%)
Impuestos Indirectos        39.594,20  (+87,7%)
Transferencias Corrientes        15.560,30  (-59,6%)
Ingresos Patrimoniales          8.696,05  (-1,5%)
Transferencias de Capital          1.845,79  (-12%)
Tasas y otros Ingresos          7.691,89  (-11,8%)
Enajenaciones de inversiones reales             225,99  (-21,5%)

La subida de impuestos y cotizaciones a la seguridad social, los impuestos directos (IRPF, Sociedades y pago de autónomos y seguros sociales) se ven beneficiados por la congelación de las deducciones fiscales a las empresas. Estas no han desaparecido de nuestra legislación, sólo se contempla su congelación temporal durante el próximo año. No se trata, por tanto, de la necesaria reforma contributiva, sólo de una medida de recaudación temporal, cuya eficacia está por demostrar.

La extraordinaria subida en los impuestos indirectos, de más de un 87% , se explica por la subida del IVA, impuestos especiales (como los que gravan el tabaco e hidrocarburos) y otros como los impuestos de matriculación. No obstante, no parece contemplar el hundimiento del consumo, en parte provocado por la subida de estos impuestos.

Las transferencias corrientes, como las transferencias de capital, son el dinero que debe llegar al Estado desde otras administraciones. La situación de las Autonomías y los entes locales explica esta caída de casi un 60% de sus ingresos.

En ingresos patrimoniales y enajenaciones vemos cómo el Estado no está por la labor de acelerar el proceso de venta de inmuebles y terrenos singulares, muchos de ellos en desuso. En más de una ocasión se ha aludido a la posibilidad de vender, por ejemplo, terrenos del ministerio de defensa; y no pocos grupos de pensadores liberales han defendido que el Estado no está para alquilar habitaciones y debería deshacerse de Paradores Nacionales. Sin embargo parece que estas cuestiones no se contemplan como prioritarias para el próximo ejercicio.

Las Tasas y otros ingresos también caen con fuerza, más de un 11%. Muchas de estas tasas tienen que ver con ciertas actividades económicas, como las cobradas por la venta de tabaco,  por el reconocimiento de títulos y cursos, por derechos a exámenes, etc.

En conjunto se evidencia un cálculo optimista sobre el comportamiento del consumo, que no parece corresponderse, siquiera, con las previsiones de otras recaudaciones, donde sí que se prevé una caída de los ingresos debido a la recesión.

Tampoco parece que el PP esté muy interesado en combatir el fraude fiscal. Y si lo está, no confía en los resultados. Parte del crecimiento de la recaudación prevista de impuestos indirectos, se correspondería con una lucha contra el fraude en el IVA, sin embargo, no parece que esta tenga también su reflejo en Impuestos de Sociedades e IRPF.

GASTOS

En millones de euros. 

Personal          33.289,84  (+04%)
Gastos Corrientes en Bienes y Servicios           7.180,64   (-5,8%)
Gastos Financieros         38.60,23     (+33,7%)
Transferencias corrientes       213.271,27   (-0,4%)
Fondo de contingencia           2.565,84   (+8,4%)
Inversiones reales           5.252,19   (-15%)
Transferencias de Capital           5.312,52   (-19,7%)
Activos Financieros           1.3928,07 (+8,2%)
Pasivos Financieros           6.2588,22 (+24,5)

 Lo más destacable es el capítulo de personal. Crece un 0,4% respecto al año 2012. ¿Cómo se explica, si los salarios de los funcionarios están congelados, no se contratan interinos y se auguran despidos, en especial entre el Personal Laboral? Muy sencillo, aunque el número de funcionarios se sitúa en 474.605 durante el 2013, un 2,2% menos que en el año anterior, crecerá el número de altos cargos en casi un 5%.

Otro dato es el hecho – ya previsto antes de la publicación de los presupuestos – del incremento en el pago de los intereses de la deuda. Por primera vez, pagaremos más por los intereses de la deuda que en nóminas a los funcionarios.

Gasto Social

Pensiones     121.556,51    (+4,9%)
Otras prestaciones       11.880,26    (-1,1%)
Servicios Sociales y Promoción Social         2.848,49    (-34,4%)
Fomento de empleo         3.771,51    (-34,6%)
Subsidios de Desempleo       26.993,70    (-6,3%)
Acceso a la Vivienda            765,88    (-6,6%)
Gestión y administración de la seguridad social         4.436,30    (+52,9)

 El gobierno asegura que estos son unos presupuestos sociales, y que el gasto implica un crecimiento del 2,4% respecto al año anterior en políticas sociales. Sin embargo, al leer con atención cada capítulo del gasto, comprobamos que todo baja, en especial el fomento del desempleo, con una reducción drástica. Lo único que sube (aparte del irrisorio 4,9% del capítulo de pensiones) son los gastos en gestión y administración de la seguridad social. Sube más de un 52% estos gastos, hasta sumar casi 4.500 millones. ¿De verdad quieren que nos creamos que cuesta tanto sostener la gestión de las prestaciones? Nos toman por imbéciles.

Habemus Presupuestos

Esta vez, Rajoy, no ha esperado a la celebración de las alecciones autonómicas en Galicia y País Vasco para presentar sus presupuestos, tal y como hiciera la pasada primavera con las elecciones en Andalucía. Muchos temíamos que, pese a las exigencias de Bruselas y la situación económica, incumpliese otra promesa y esperara hasta principios de noviembre aduciendo cualquier gilipollez. Por suerte, o quizás gracias al adelanto electoral de Cataluña, que fija la renovación del Parlamento para el próximo noviembre, en esta ocasión, se ha actuado con responsabilidad y se ha disipado la incertidumbre. Sin embargo no sirve de mucho cumplir los plazos presupuestarios, pues la verdadera incógnita gravita sobre la solicitud o no del rescate soberano.

Los anteriores presupuestos fueron muy esperados por ser los primeros, y porque en aquellos meses, hablar de rescate, como algunos anunciábamos, era poco menos que estar loco. Hoy vemos que la situación ha venido – por desgracia – a darnos la razón a los pesimistas. Rajoy cometió un error muy grave cuando priorizó sus reformas. En vez de coger el toro por los cuernos y acometer una profunda reestructuración del sector bancario, donde se encuentra el meollo de nuestros problemas, gastó su crédito político y sus esfuerzos en contentar a unos pocos grandes empresarios y desregularizar el mercado de trabajo, así como imponer unos recortes sociales lesivos para las clases medias y las familias más necesitadas. Para colmo, subió el IRPF y luego el IVA, hundiendo el poder adquisitivo de los asalariados, deprimiendo el consumo y agudizando la recesión.

Con esa política económica, era de previsible la situación en la que hoy nos encontramos. Y en este contexto, los presupuestos se la resbala a todo el mundo. Nadie cree que se vayan a cumplir. El sentimiento mayoritario entre los agentes económicos es de indiferencia, un gasto inútil de papel que se quedará en nada cuando llegue la troika.

A pesar de todo, creo que aún hay margen para evitar el rescate. Algunos datos económicos, sobre todo los relacionados con el comercio exterior y la productividad, permiten ser optimistas. Además, el deterioro de la economía alemana es más que evidente, lo que podría ocasionar que el BCE actuase sobre los mercados para evitar que el gigante germano termine de colapsar. Esta actuación, aunque sea de rebote, nos podría beneficiar y mucho.

Respecto a los presupuestos en sí, no arrojan ninguna sorpresa. El ajuste se gastará en los intereses de la deuda. Es decir, todo lo que ahorremos apretándonos el cinturón irá destinado  pagar los intereses y ni siquiera podrá amortizarse nada de la gigantesca deuda pública que acumulamos. Esta situación ha forzado que se reduzca a su mínima expresión las inversiones en infraestructuras hasta el 2024. Algo que invita a dos reflexiones bien distintas: o no esperan que salgamos de la crisis antes de esa fecha, o no están por la labor de cumplir con las previsiones. Personalmente, creo en lo segundo: no tienen intención de cumplir el presupuesto. Bien porque se solicite el rescate en noviembre (es una posibilidad realista) o porque confían que al relajarse los intereses de la deuda se pueda refinanciar a intereses más benévolos.

Si tenemos razón en nuestras sospechas, el presupuesto encierra una trampa: a partir del segundo semestre del 2013, con unos intereses más bajos para nuestra deuda, el gobierno dispondrá de más margen presupuestario, el cual aplicará de manera arbitraria. Lo contrario sería la solicitud del rescate y la intervención de España. Dicho de otro modo: estos presupuestos no están hechos con la intención de cumplirlos.

Por otro lado, el presupuesto deja muchas preguntas sin respuestas, y parece renunciar a la lucha contra el fraude. El gobierno pretende ingresar más en las arcas públicas mediante la suspensión de las deducciones a las grandes empresa, prolongando el impuesto al patrimonio y llevándose el 20% de los premios de lotería superiores a 2.500€. Estas medidas hace tiempo que debieron ser adoptadas, antes que la subida del IVA o el IRPF. Sin embargo, el verdadero problema es el fraude fiscal, y el gobierno sigue sin ningún plan para combatir esta lacra, ni apenas tiene ninguna previsión creíble en los presupuestos.

Otra cuestión interesante de los presupuestos, que nos permite anticipar algunas medidas, es el reconocimiento de la recesión pero el anuncio de una reducción de las cifras de desempleo. ¿Cómo se podrá crear empleo en recesión? La respuesta es sencilla: mini-jobs. La única duda es que nombre le pondrán a la criatura y cuando lo harán público. Apuesto que en diciembre, cuando todos los procesos electorales hayan concluido.

Algunas otras cuestiones llamativas, tras la primera lectura, son la creación de una Agencia para el Control Presupuestario, un nuevo órgano – por si no había suficientes – que alertaría sobre las desviaciones tempranas de los presupuestos; el sueldo de los funcionarios continuará congelado, aunque prometen devolverles la paga extra de navidad en el 2013; supresión de la deducción de la vivienda (algo que ya sabíamos que haría); y un nuevo plan renove para dinamizar el sector del automóvil.

Falta aún mucha letra pequeña por leer, pero la primera valoración es decepcionante. Se podía hacer mucho más de lo que se ha hecho. Confío que la semana que viene, podamos ir desgranando cada una de las medias de carácter estratégico y valorarlas. Dispondremos para entonces, además, del informe sobre la banca que hará público esta misma mañana – si no pasa nada – la consultora Oliver Wyman. Además, seguro que hoy viernes, Moody´s nos reserva alguna sorpresita.

 

 

Griñan, es usted imbécil

25/09/2012 2 comentarios

Si, imbécil, con todas las letras. I-M-B-E-C-I-L.  Se lo repito: imbécil. Haga el piropo extensivo al resto de sus compañeros de gobierno. Andalucía es la región más pobre de Europa, la de más paro, y precisa de la ayuda del Estado para continuar pagando las nóminas (los proveedores hace tiempo que se han resignado a cobrar con retraso) y usted dedica 263 millones de euros a reducir la pobreza en el mundo. Noble propósito, pero sería más justo – y lógico – que intentase acabar con la pobreza que sufre Andalucía.

En Andalucía hay familias que rebuscan en los contenedores de basura para poder comer, jóvenes que se sienten culpables por los esfuerzos que sus padres hacen para pagar sus matriculas universitarias, niños que van a clase sin material escolar porque en casa apenas tienen para comer y menos para libros. La gente, los andaluces y andaluzas, aquellos por los que usted debía velar, las están pasando putas por culpa de las políticas que ustedes han patrocinado. No contentos con eso, ustedes pretenden quitarles el dinero para repartirlo por el mundo. ¿Qué pasa, no tienen suficiente sus amigos de las ong con la casilla del IRPF?

Señor Griñan, ya está bien de ir regalando lo que nos falta por el mundo. El pan que les quiere dar a los “pobres del mundo” se lo quita de la boca a los andaluces. La caridad empieza por uno mismo. Soy el primero que estaría por la labor de ayudar a otros, pero cuando mi país está al punto de ser rescatado y cada día, cuando saco a pasear a mi perro, veo a un hombre rebuscar en los contenedores de basura, siento que cada euro que usted está regalando a otros países se los está robando a esas familias necesitadas.

 

Analizamos las nuevas medidas de Rajoy

13/07/2012 2 comentarios

Las medias anunciadas por el gobierno son, en general, erróneas, inoportunas y peligrosas. Sin embargo, es conveniente juzgarlas una a una para comprender su alcance, reconocer los aciertos – que alguno hay –, la manera en la que nos afectarán, y el por qué muchas de ellas resultan tan nocivas para el país.

  1. Incremento del IVA general en tres puntos, del 18% al 21%. El tipo reducido aumenta del 8% al 10%. Se mantiene el tipo superreducido en el 4% para productos de primera necesidad.

Subiendo el IVA a mitad de un ejercicio fiscal se lleva por delante a sectores tan importantes como el turístico, que ya tienen contratada la temporada y planificado el ejercicio. Está por ver si, al final, Rajoy recapacita y mantiene el impuesto en el 8% para la industria turística y la hostelería. Al menos, hasta final de año.

La medida es impopular, pues supone una subida inmediata de los precios, perjudicando en especial a quienes ya hacen malabarismos para llegar a fin de mes. Si a esto le sumamos la subida en el IRPF, nos encontramos con una pérdida de poder adquisitivo brutal y el empobrecimiento de toda la clase media. Exigirá un esfuerzo extra a las familias con el inicio del curso escolar.

Su impacto en el consumo será negativo, sobre todo de cara a la campaña navideña de este año, en la venta de vehículos y el ocio.

La medida, no obstante, era necesaria. Sin embargo, el momento elegido y su concurrencia con la subida del IRPF, hacen que cause más daño que beneficio.

Ya manifestamos el error de tocar el IRPF y no subir el IVA en enero de este año. Entonces, las consecuencias sociales y económicas de la subida hubiesen sido menores, y la capacidad de recaudación mayor. Una medida impopular e injusta, pero necesaria. No obstante, todo tiene su momento. Y este no lo es.

Ver: http://paisdeciegos.com/2012/01/12/conservadores-o-liberales/  y en http://paisdeciegos.com/2012/01/17/el-lio-fiscal-del-pp/

  1. 2.       Suspensión de la paga extra de navidad de los empleados públicos.

Absurdo. Es un intento de encubrir una bajada de los salarios en la administración pública. Sin embargo, al elegir la paga extra de navidad, contribuyen al hundimiento de las ventas en esas fechas, las más importantes en ventas del año, de la que dependen muchísimos comercios y sectores como el del juguete.

El problema de la retribuciones en las administraciones públicas es la diferencia salarial que existe entre las escalas básicas y los puestos de dirección, casi si todos de carácter político. Además de una incorrecta estructura de los complementos y las horas extra. Es cierto que la administración precisa una reforma en profundidad. No puede ser que dos funcionarios del mismo nivel ganen salarios diferentes según estén adscritos a una administración u a otra. Se debe homogeneizar los criterios salariales, subir las bases más bajas (que están muy por debajo del mileurismo) y contener las retribuciones de los niveles más altos, generalmente asociados a la designación política.

También es necesario vincular los complementos a la productividad, sobre todo en el caso de las horas extras.

  1. 3.       Reducción del número de días de libre disposición de los funcionarios.

Los famosos moscosos  de los funcionarios siempre han sido un agravio comparativo frente a los trabajadores de las empresas privadas. Por eso el PP los utiliza para ganar algo de popularidad entre los trabajadores por cuenta ajena.

Sin embargo, no sirve para nada suprimir estos días. No se gana nada con ello. Es verdad que hay servicios públicos, en especial los administrativos, que son muy ineficientes, con tasas de improductividad muy elevadas. Un problema que hay que atajar.

El problema es que Rajoy se equivoca a la hora de acabar con estas medidas. Los últimos estudios demuestran que las empresas con más facilidad para la conciliación son las más productivas. Es decir, tenemos un problema, pero esta no es la solución.

  1. 4.       Equiparación de las condiciones de incapacidad laboral temporal de los funcionarios al resto de los trabajadores.

Otra medida inútil. Lo que se ahorrará el gobierno es ridículo y no compensa el malestar (que puede traducirse en ineficacia administrativa) que causa entre los funcionarios.

El PP pretende, con esta medida, al igual que con la supresión de los moscosos, mostrarse ante la opinión pública como el valedor de la justicia en el trabajo. Algo que, desde luego, no son.

La media, sin embargo, he de reconocer que habría llegado antes o después. Las altas tasas de absentismo laboral en el sector público, muy superiores al sector privado, y la injusta situación que causaba en el mercado del trabajo conducían, antes o después, a esta decisión.

  1. 5.       Ajuste de los liberados sindicales a lo estrictamente dispuesto en la ley.

Siempre hemos estado a favor de reducir el aparato <<parapolítico>> de la administración. Tanto en lo que a cuestiones sindicales se refiere, como en la patronal o las ong. Soy partidario de un sistema que garantice la financiación de estas instituciones mediante la deducción fiscal y los incentivos, pero no apoyo las subvenciones ni la liberación directa. Estas prácticas generan instituciones dependientes de los poderes políticos y por tanto dóciles. Estoy a favor de su sujeción a lo estrictamente legal.

  1. 6.       Recorte del subsidio de desempleo a partir del sexto mes, del 60% al 50% sobre la base reguladora.

Una decisión injusta y miserable. El PP lleva tiempo incidiendo en los mensajes que criminalizan a los parados. Se les está acusando de trabajar en negro y saquear las arcas del estado con los subsidios. De no buscar trabajo. Etc. Esta actitud del PP es vergonzosa y humilla a millones de personas honradas. Espero que todos esos parados no lo olviden en las próximas elecciones.

  1. 7.       Eliminación de la deducción por vivienda para los nuevos compradores en el 2013.

Tal y como está el mercado inmobiliario no van a recaudar mucho con esta decisión. Los problemas de financiación son el obstáculo que encuentran los compradores, por lo tanto, el repunte de ventas previo a la entrada en vigor de la medida no será significativo.

  1. 8.       Reducción del 30% el número de concejales por tramo de población.

Esta es la decisión más peligrosa de todas. Tanto el PP como el Psoe saben que esta crisis les pasará una factura electoral. Pretenden blindar las instituciones para dificultar el crecimiento de los partidos minoritarios.

Reduciendo el número de concejales se pretende excluir a las minorías de las instituciones, lesionando la democracia de modo irreparable.

Ya advertimos de la deriva totalitaria que estaba tomando el PP, con la aquiescencia del Psoe en http://paisdeciegos.com/2012/06/12/demagogia-totalitaria/ el 12 de junio. Entonces recordábamos que la reducción drástica de los cargos electos en 1928 inauguró el fascismo en la Italia de Benito Mussolini.

Sobran políticos en España. Si. Pero sólo elegimos a 77.000 (aprox) de los más de 350.000 (excluyendo liberados sindicales y patronales) que cobran de las arcas públicas. Rajoy no está suprimiendo la red clientelar del PPsoe. Al contrario, la alimenta. Pero sí pretende destruir la representación de los grupos minoritarios.

Es curioso, pero el daño electoral que la crisis puede causar a los dos grandes partidos representa, precisamente, un 30% de sus cargos electos. Es decir, están reduciendo concejales para impedir que las minorías entren en las instituciones. Y si lo lograsen, que estas no puedan condicionar el gobierno ni exigir transparencia, pues la relación de fuerzas generada por el recorte en los cargos electos seguiría favoreciendo al bipartidismo.

La medida, además, sólo podrá ser aplicada en las próximas municipales, dentro de tres años, de manera que no tiene nada que ver con el déficit económico, pero sí con el intento de desmontar desde dentro la democracia.

  1. 9.       Recorte del 20% de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronal.

Insuficiente. Aplaudo el fin de las subvenciones, que solo generan clientelismo y distorsionan la libre elección de los ciudadanos. Ahora, también hay que reducir las subvenciones a onges y a las confesiones religiosas, empezando por la católica.

El dinero público no está para financiar ni las creencias religiosas ni las ideologías de nadie. Si se debe facilitar su financiación. Pero esto no se ha hecho, ni se ha planteado un plan para acabar con el régimen de subvencionados vigentes en España.

La insuficiencia de la medida me lleva a pensar que es de carácter temporal, y que tan pronto puedan, volverán a recibir suculentas ayudas y cobrarse lo que no reciban en estos años.

  1. 10.   Las cotizaciones sociales bajan un punto en el 2013 y otro adicional en el 2014.

El impacto de la medida es ridículo. En especial porque otra de las medias va conducida a suprimir las ayudas a la contratación. Es decir, no contribuirá a generar empleo ni a conservarlo.

Mejorará algo nuestra competitividad, pero poca cosa.

  1. 11.   Suprimen las bonificaciones a la contratación.

Más paro. Eso es lo único que traerá esta decisión. La cual, además, está en contradicción con la anterior. Ridículo.

  1. 12.   Recorte de 600 millones en los gastos de los ministerios.

Decir esto y no decir nada es lo mismo. Hasta que no explique “donde” meterá la tijera no podemos opinar. Pero visto lo visto, sabemos que la sanidad y la educación serán los peor parados, junto con las políticas sociales que protegen a las personas en mayor riesgo de exclusión.

  1. 13.   Se requiere haber trabajado previamente para acceder a la renta mínima de inserción.

Igual que en la bajada del paro, el PP opta por criminalizar a los desempleados y ensañarse con los más débiles. En este caso los jóvenes, fundamentalmente. Miserable.

  1. 14.   Reforma de la tributación medioambiental e imposición del principio <<quien contamina, paga>>

Ah! ¿pero no es así? ¿quiere decir que todos estos años, con gobiernos del PP y del Psoe, quien contaminaba se escapada de rositas y los costes salían de los bolsillos de la clase media?

  1. 15.   Revisión del baremo y las prestaciones de la ley de dependencia.

Esta derecha es la más fanática, insensible y miserable de Europa. Con su política contra la ley de dependencia, la cual han criticado desde que era sólo un proyecto, demuestran lo poco que les importa al PP las personas.

  1. 16.   Abordar en el pacto de Toledo la jubilación anticipada.

Templar pensionistas del mundo: Rajoy ataca.

  1. 17.   Subida del impuesto que se aplica al tabaco.

Correcta decisión.

  1. 18.   Reducción drástica de las empresas públicas en el ámbito local.

Cuando lo vea lo creeré. Hoy por hoy es sólo una declaración de intenciones.

  1. 19.   Reducción de empresas y fundaciones públicas.

Lo dicho. Hasta ahora sólo es una declaración de intenciones. Rajoy no concreta el número de cargos de libre designación que suprimirá, ni cuándo.

Mucho ruido pocas nueces.

  1. 20.   Flexibilizar los horarios comerciales. Especialmente en áreas turísticas.

Rajoy pretende compensar con esta medida las consecuencias que tendrá para el consumo y el turismo la subida del IVA. El problema es que, los beneficiarios serán las grandes cadenas y los perjudicados el comercio tradicional.

  1. 21.   Liberalización y en su caso privatización de los transportes.

Adiós a Renfe. Con esta decisión, si es que finalmente tiene la oportunidad de vender Renfe, Aena o puertos, que dependerá de la situación del mercado, se pretende hacer caja. Pan para hoy hambre para mañana. 

  1. 22.   Homologación de las retribuciones de concejales y alcaldes.

Una excelente y necesaria medida. Rajoy se equivocó en las prioridades: esta debió ser la primera medida de su gobierno. Es inaudito que concejales o alcaldes de municipios de apenas 50.000 habitantes estén cobrando retribuciones más altas que las de un ministro. La administración local ha sido la cueva de Alí Baba, ya va siendo hora de meter a tanta gentuza en vereda.

De todos modos, la medida es insuficiente. También deberían homologarse y hacerse públicos los salarios vinculados a empresas públicas y fundaciones.

  1. 23.   Modificación del modelo de pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades.

Aún no han aclarado el alcance último de esta reforma, pero sea bienvenida. Todos sabemos que el fraude fiscal es elevadísimo, y que hay empresas que no están pagando los impuestos con los beneficios del año generado sino con los del año en curso. Confiemos que sepan hacer bien las cosas esta vez y que el articulado de la reforma sea el correcto. Quiero pensar que lo será.

  1. 24.   Cambios en el marco regulatorio de las empresas para acabar con la fragmentación del mercado.

Esta es una vieja obsesión de quienes no aceptan de buen  grado la España de las Autonomías. Lo cierto es que no existen 17 mercados, ni que un único marco legislativo genere esa unidad de mercado.

En Estados Unidos, con legislaciones muy dispares, el mercado es único. A pesar de mis reservas, no podemos criticar algo que sólo es una declaración de intenciones. Hasta que no pongan el ante-proyecto de ley sobre la mesa todo serán conjeturas. Algo que, por cierto, no ayuda. Bastante tienen las empresas con la incertidumbre del marcado como aumentar sus inquietudes con la incertidumbre de las reformas jurídicas.

  1. 25.   Nueva fase en la Reforma del sector Energético.

Mucho me temo que habrá nucleares para rato. Como otras muchas de sus medidas, está pendiente de concreción.

Resumen:

Rajoy carga contra las clases medias, los funcionarios  y los desempleados. El resto, declaraciones de intenciones, sin datos concretos ni plazos. Además, no hace una sola propuesta sobre el mercado financiero, que es lo que está más jodido. Lo que invita a pensar que no tiene ni pajolera de lo que está haciendo.

Las medidas de reducción de los cargos electos son el atentado más grave a la democracia desde la Transición. Una peligrosa deriva totalitaria que esperemos no vaya a más, aunque lo dudo. 

Vergonzoso

11/07/2012 2 comentarios

Había pensado no escribir nada hoy. Lo prometo. Preparé con tiempo los post a publicar el miércoles y el jueves para no sentarme a teclear. No porque no fuese a tener tiempo o no me apeteciese. Es que me conozco. Son muchos años viviendo conmigo mismo.

Por eso sabía que el cuerpo me iba a pedir escupir veneno en forma de palabras contra el gobierno. Mentar a sus madres, y acordarme del puñetero día que unos inconscientes les votaron.  A todos, pues tanto monta, monta tanto.

Comentar en caliente la subida del IVA, los recortes en la ley de dependencia, el fin de las pagas extras y la criminalización de los parados, equivalía a una larga sucesión de espumarajos que ni el lector merece ni yo acostumbro a emplear en mi vida cotidiana.

Prefería dejar que pasasen un par de días para comentar lo que me parecen estas medidas. Seguro que para entonces, ya consigo hablar de ellas sin que los hijoputas, cabrones y me-cago-en-vuestra-puta-estampa afloren cada tres por cuatro.

Sin embargo, el espectáculo vergonzoso de ver a los diputados populares, aplaudiendo las medidas, me ha dejado sin palabras. Siquiera me apetece acordarme de su nacimiento. En Italia, cuando la ministra Elsa Fornero anunció las difíciles medidas que debía adoptar, lloró. En España, aplauden. Es la diferencia entre la dignidad y la basura cobarde que nos gobierna. No hace falta decir más, su actitud, celebrando y riendo la miseria del pueblo lo dice todo. 

El lío fiscal del PP

17/01/2012 2 comentarios

En los mentideros políticos y mediáticos, en especial lo más cercanos al Gobierno, se dice que no todos los ministros están igual de cómodos ante la decisión de subida del IRPF. No porque estén en contra de aumentar la presión fiscal – la cual sabían, o debían saber, que era inevitable desde hace mucho tiempo –, solo que los más liberales consideran que el impuesto que había que haber instrumentalizado era el IVA. Igual ocurre con el céntimo sanitario o la subida de las tasas municipales.  Unos que sí y otros que no.

Incapaces de ponerse de acuerdo, el PP anda aún discutiendo sobre qué hacer para sacar a España de la crisis. La política fiscal es un ejemplo de este desorden, pero también la incapacidad de Rajoy – Soraya para imponer sus tesis a los Presidentes de Comunidades Autónomas de su mismo partido.

La derecha ha vendido como un éxito el secreto que envolvía la elección de los ministros. ¿Pero realmente es un éxito mantener oculto lo que debería conocerse con antelación a los comicios? En los  países anglosajones, sobre todo en el Reino Unido, son conocidos los llamados Her Majesty’s most loyal Opposition o shadow cabinet, equipos gubernamentales en la oposición dispuestos a sustituir al gobierno en cuestión de horas.

La falta de un criterio común sobre las medidas fiscales y la incapacidad de armonizar las políticas autonómicas en las comunidades en las que gobierna el PP, hace sospechar que tanto secreto, tanto silencio, se debe no sólo a una hábil campaña publicitaria, sino que también a la falta de un único mensaje. O dicho de otra manera: no hablan por miedo a tener que desdecirse tiempo después. Y temen desdecirse porque nunca tuvieron claro que hacer una vez estuviesen en el gobierno.

A %d blogueros les gusta esto: