Archive

Posts Tagged ‘ruptura’

El laberinto del Psoe

El Psoe siempre ha presumido de ser el partido que mejor entendía la articulación territorial de España. De hecho, es el único partido que puede presumir de haber gobernado en todas las Comunidades Autónomas al menos una vez. Sin embargo, esa capacidad de adaptar su discurso a los diferentes territorios nunca había supuesto una negación del principio de unidad nacional. Ahora, sin embargo, las posiciones del PSC son claramente rupturistas con España, ponen en cuestión el principio de unidad nacional que siempre habían defendido y que era – o al menos eso se suponía – la línea roja.  

El caso es que el debate no da para mucho. Si el Psoe sabe leer la opinión de la calle, sabrá que los costes de la ruptura con el PSC son mínimos en comparación con los costes electorales que supondría volverse a presentar a las elecciones junto al PSC. En España tenemos demasiados problemas como para andar ahora buscando soluciones sesudas a los problemas territoriales. Después de tres décadas de convivencia que ha funcionado razonablemente bien, no creo que sea el momento de huídas hacia ninguna parte.  

La socialdemocracia carece de proyectos creíbles y de un modelo de acción política que ilusione a las nuevas generaciones. En este contexto, lo peor que pueden hacer es desencantar también a los incondicionales de Andalucía o Extremadura, quienes están ya demasiado cansados de aguantar los desplantes independentistas. Algunas voces en el seno del Psoe ya se han posicionado claramente a favor de la ruptura. Confío que sean escuchadas y el Psoe rompa con el PSC de inmediato. No hacerlo supondrá seguir hundiéndose más, tanto en lo electoral como en lo ético. Que nadie olvide que en los últimos 20 años, el PSC, antaño el referente de la emigración en Cataluña, ha perdido más de la mitad de los votos, y dejado huérfanos a muchos catalanes que también se sienten españoles. Si el Psoe no hace nada para dar respuesta a toda esa gente que el PSC dejó en la cuneta, sino que está dispuesto a seguir siendo chantajeado por el PSC, serán tan culpables como el propio PSC, y desde luego, no deberían llevar más la letra E de España en sus siglas. Resulta ofensivo.

Izquierda Abierta, antesala de un nuevo referente

Para nada me he metido a profeta, que de adivinos está ya el mundo lleno, es solo que el cocido comienza a oler. El potaje ya está listo. Llamazares ha impulsado un partido político nuevo, Izquierda Abierta. Por el momento, participa en el seno del movimiento político y social que es  IU, pero algo me dice que lo hará sólo hasta estar en disposición de alzar el vuelo y abandonar el nido.

Poca gracia le hará a Cayo Lara el periplo de Llamazares por las tierras de España, buscando apoyos y presentando su proyecto. En el Partido Comunista ya suenan los gritos de guerra; ya hay quien anda pidiendo la sangre y la cabeza de los traidores; se afilan las hoces y se dispone el martillo.

Solo unas horas después de la presentación de IA en Córdoba, cierto militante del PCA me llamó por teléfono para despotricar un rato sobre el “reformista” Llamazares. <<Este quiere hacer lo mismo que Almeida y Diego López Garrido, romper IU y revolcarse junto al PSOE>>, en clara alusión a lo ocurrido con la corriente Nueva Izquierda.

Lo cierto es que desconozco las intenciones últimas de Llamazares e Izquierda Abierta. Quizás se marchen y luchen por un protagonismo propio, o puede que terminen integrándose en el PSOE, o incluso que continúen en IU a pesar de las claras afrentas y el ninguneo  que sufren; todo es posible en IU. Pero el proyecto que en su día encabezara Julio Anguita, y que estaba llamado a ser la “casa de todos”, esa Izquierda Unida con la que tantos viejos antifranquistas y jóvenes progresistas soñaron, se ha convertido en la antítesis de lo que pretendía ser.

Si observamos el mapa político de la Izquierda, veremos que nadie ha causado tantas escisiones y provocados tantos cismas como IU. El movimiento político y social debería reflexionar seriamente sobre esto; no se puede pretender ser el referente moral de la izquierda y estar causando escisiones cada tres por cuatro.

Existe un sector de la izquierda con una incomprensible vocación religiosa. No hacen política, hacen actos de fe. Lejos de reconocer la correlación de fuerzas que se da en toda sociedad democrática, pretenden pasar por la vida sin despeinarse ni ensuciarse. ¡Cuidado con el PSOE, que es un siervo del capitalismo! Nosotros, los puros, debemos mantenernos limpios y no contaminarnos mezclándonos con pecadores.

Claro que el PSOE tiene lo suyo, que de obrero y socialista cada vez menos, pero si no es por sus diputados votando las leyes a favor del aborto, del matrimonio homosexual, de la lucha contra la violencia de género, etc.etc.etc. mal gallo hubiese cantado para mucha gente. Y si no me creen, que salgan de sus Asambleas, en las que pasan el día discutiendo sobre el futuro, y sintiendo añoranza por una revolución que nunca existió, y pregunten a la gente, a esa gente que históricamente ha sido discriminada, que tal les va ahora con la derecha.

España necesita un partido político de izquierda que sea capaz de corregir las derivas del PSOE. Pero ese partido debe reconocer el valor de la democracia directa tanto como los riesgos del asamblearismo. Debe ser pacifista, pero no antimilitarista. Debe defender sus ideas, pero no sentirse mejor que nadie. Fomentar la participación de todos, pero disponer de órganos de decisión fuertes. Es decir, ese futuro partido, si es que alguna vez llega a ser, deberá aprender de los errores de IU. Como me dijo una vez un buen amigo: que buen partido sería el PSOE con las ideas de IU. 

A %d blogueros les gusta esto: