Archivo

Posts Tagged ‘UPYD’

¿Travesía por el desierto o exilio permanente?

El problema que subyace en el Partido Socialista Obrero Español es que aún no han comprendido la extrema gravedad de la situación en la que se encuentran. No están sólo hasta un castigo electoral y una prolongada travesía por el desierto; están sumidos en un exilio social. No comprenden lo que la sociedad les ha dicho: ¡que se larguen! ¡Todos! ¡No os queremos!

La razón es muy simple: quienes nos han conducido a esta crisis no están legitimados para sacarnos de ella. No basta con hacer examen de conciencia, propósito de enmienda y reivindicar el derecho a rectificar: hay que pulgar las culpas. La gente quiere ver que los culpables abandonan los privilegios asociados a su cargo político y se marchan a su casa para no volver.

Tuvieron su oportunidad y la desperdiciaron. Ahora toca expiar sus culpas. No en la oposición, como pretenden hacer ellos, sino en su casa, en sus puñeteras casas y para no volver, porque no tenemos ganas de volver a contemplarles la geta. Porque a la sociedad española, cada vez que les ve la geta, lo único que les entra es unas ganas locas de rompérselas de un guantazo.

 

Anuncios

Derechos, animales y animaladas.

14/02/2013 1 comentario

En coherencia con mi idea de la democracia, soy de quienes creen que una ILP que reúne las firmas suficientes debe ser debatida en las Cortes, pues no es otra cosa que la sociedad instando a los políticos a la toma de posición sobre un debate social o cuestión que preocupa los ciudadanos.  Por eso estoy y estaba de acuerdo con la admisión a trámite de la ILP a favor de la dación en pago (la cual apoyo), y a favor también de la tramitación de la ILP que instan al gobierno a declarar la tauromaquia Bien de Interés Cultural (iniciativa a la que me opongo de manera radical). Hasta aquí, nada que objetar a la decisión de UPyD. Pero al escuchar el discurso del diputado Toni Cantó, no pude más que sentir repugnancia e indignación. Un sentimiento que crece al paso de las horas cuando veo que, ante la oleada de críticas, hay quienes intentan dar la vuelta a su discurso pretendiendo justificar lo inadmisible.

El discurso del señor Cantó  se centró en una pregunta: ¿tienen o no tienen los animales derechos? Y argumenta, citando a Fernando Savater,  <<En principio, y estrictamente hablando, los animales no tendrían derechos a la par que tampoco obligaciones ya que al carecer de libre albedrío y capacidad de decisión, no podríamos considerarlos sujetos éticos capaces de discernir entre el bien y el mal>>.  Continua afirmando que <<la capacidad de sufrimiento de y la percepción de dolor establece una continua entre animales racionales y animales irracionales (…) que nos obligaría a considerar sus padecimientos y a velar por su bienestar>>.

Soltadas estas píldoras, que saben a aquello de tirar la piedra y esconder la mano. Se despacha a gusto con quienes consideran que son unos hipócritas porque, según él, están en contra de la tauromaquia pero no dicen nada del sufrimiento de otros animales que a diario sufren en los mataderos.

Por último concluía, en otro alarde de retórica, que<<ni los toros ni el resto de los animales tienen dos de los que son nuestros derechos fundamentales, el derecho a la libertad (…) y el derecho a la vida>>.

Cada cual puede tener el filósofo de cabecera que se le antoje. Él prefiere a Savater, bien, está en su derecho; que se lo quede. Citemos a Schopenhauer <<La supuesta ausencia de derechos de animales, la zoantropía que nuestra actuación hacia ellos no tiene relevancia moral o como se dice en el lenguaje ético no hay deber frente a la criatura es una de las barbaridades de occidente cuyo origen está en el Judaísmo>>.  Jeremy Bentham, filósofo y abogado, considerado el padre del utilitarismo, también postuló que los animales, por su capacidad de sentir agonía y sufrimiento,  con independencia de no tener la capacidad de diferenciar entre bien y mal deben tener derechos fundamentales como el derecho a la vida y a su seguridad, y a estar libre de la tortura y de la esclavitud. Pero mucho antes de estas disquisiciones filosóficas, ya se habían aprobado leyes a favor de los derechos de los animales en toda Europa, a destacar la ley irlandesa de 1635 o las aprobadas bajo el gobierno de Cromwell entre 1653 y 1659 en Inglaterra. Leyes que, por cierto, no nacieron de la nada, pues ya en la compilación de Justiniano I se reconocía el derecho de los animales. Textualmente <<El derecho natural es aquello que es dado a cada ser vivo y que no es propio del ser humano>>.

Encontramos aquí el abismo que separa ambos pensamientos, a favor y en contra de los derechos de los animales: la aceptación o no derecho natural o iusnaturalismo. Sin duda, esta es una escuela en declive, se imponen las visiones positivistas y contractuales. De hecho, el propio discurso de Cantó nos lo indica: no tienen derecho porque no pueden tener obligaciones, no podemos tener contrato con ellos, no forman parte del contrato social. ¿Pero es esta una posición sostenible?

Reducir el sujeto de Derecho a únicamente aquel que puede ofrecer algún tipo de reciprocidad supone considerar los derechos como bienes jurídicos adquiribles en tanto la capacidad de responder a una obligación inherente al propio derecho. Posición que considero tan injusta como malintencionada. Pues trata de confundir lo que es – o puede ser considerado – un derecho de ciudadanía, el cual sí debe estar resuelto en virtud del contrato social, de un derecho fundamental, que nace de la propia naturaleza del ser vivo (no exclusivamente el ser humano), el cual estaba ya recogido en el Corpus iuris civilis del siglo VI.

El debate, es cierto, lleva milenios abierto, y no pretendo ser yo quien le ponga fecha de caducidad. Soy iusnaturalista, y para mi, con Tomás de Aquino, <<ley que no se ajusta a la ley natural, no es ley, sino corrupción de la ley>>.  Y si estoy equivocado, prefiero responder de mi error que aceptar que el Derecho se base en la capacidad contractual de las partes.

Inadmisible es también su ataque contra los antitaurinos. Considerar que son hipócritas porque no cuestionan también otra formas de crueldad hacia los animales es un argumento ad hominem que demuestra la falta argumental de quien lo usa y su desconocimiento de la lucha animalista. De hecho, los veganos son la columna vertebral de este movimiento, y tanto reivindican el fin de los espectáculos taurinos como el uso de los animales en circos, zoos, experimentación y consumo humano. En cualquier caso, incluso asumiendo la contradicción – hipocresía se quiere – de algunos antitaurinos, esto no resta ningún valor a sus argumentos. La verdad no depende de quien la defienda. Si luce el sol sobre nuestras cabezas es de día, aunque quien nos lo diga sea un embustero patológico, que no es el caso, pues la solvencia intelectual y moral de la mayoría de los animalistas está fuera de toda duda.

Por último, el señor Cantó culmina su intervención asegurando que los animales no tienen derechos de vida ni libertad. Recordemos que en 1977, la ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, en cuyo artículo 1 se lee: <<Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia>>;  en su artículo 4 a)<<Todo animal perteneciente a una especia salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático y a reproducirse>>; en su artículo 4 b) <<Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho>> . Estamos hablando de algo que se llama Derecho Internacional, el cual, el señor Cantó, en su intervención, está poniendo en duda. Parece que no ve más que la paja en el ojo ajeno, cuando acusa de hipócrita a los antitaurinos, mientras que él coge del Derecho Internacional sólo lo que le interesa.

 

La trampa de las listas abiertas

08/02/2013 2 comentarios

Últimamente, hay quien cacarea sobre las listas abiertas, las cuales parecen la purga Benito. Sin embargo, el modelo tal y como lo proponen es aún por que el actual, y sólo crea una falsa ilusión transitoria de control ciudadano sobre los políticos.

Con las listas abiertas, los partidos minoritarios quedarían excluidos del parlamento. Es así de sencillo. La concentración de votos en las listas mayoritarias haría que los pequeños siquiera pudiesen optar a un solo representante. Recordemos los resultados de circunscripciones tan importantes como la de Madrid en las elecciones del 20 de noviembre de 2011.

PP                 1.719.709 votos.          50,97%      19 diputados.
PSOE                   878.724  votos.          26,05%      10 diputados.
UPyD                   347.354  votos.          10,3%        4 diputados.
IU                   271.209  votos.          8,04%        3 diputados.

Si tomamos como hipótesis que el 80% de los electores de un partido darían todos sus votos a los candidatos de ese partido. Cada uno de los candidatos del PP obtendría alrededor de 1.375.000 votos. Es decir, coparía todos los diputados elegidos en esa circunscripción. Incluso suponiendo que el 50% de los votos se repartiese, el menor de los votados en la candidatura del PP sería de algo más de 850.000 votos. Sólo los candidatos más aventajados del Psoe alcanzarían algún escaño. Nos encontraríamos, con este sistema de listas abiertas puras, en una situación similar a la del Senado, con una representación de senadores electos de 136 PP, 48 Psoe, 9 CIU, 7 PSC-IC-EU, 4 PNV, 3 Amiur, 1 Coalición Canaria, 0 UPyD, 0 IU.

Cabría plantear la elección de un modelo mixto, y una vez los diputados se asignen por el método D´Hondt, los candidatos se ordenen según los votos obtenidos dentro de la propia lista. Es decir, si al PP le corresponden 19 diputados, estos se elijan entre las 19 preferencias más votadas dentro de la propia lista. Pero el resultado sería casi invariable al modelo actual. Pero analicemos un momento los resultados anteriores. Si son 36 los diputados a elegir. A IU, con un 8% le correspondería 2,8, redondeando: 3 diputados; justo los que ha obtenido. A UPyD, con un 10%, un 3,6, redondeando: 4 diputados, justo los que ha obtenido. Al Psoe, el 26% de los 36 diputados a elegir, es decir: 9, 3, redondeado a 10. Y al PP, con la mitad de los votos, le corresponde el 50% de diputados, es decir: 18, más uno extra por los restos. Se parecía, por tanto, que el sistema sí es proporcional en este caso. ¿Dónde está el problema? En las circunscripciones pequeñas, aquellas que eligen nueve o menos diputados, con una media de seis. Este escaso número hace que sea prácticamente imposible en más de 42 circunscripciones lograr un escaño para los terceros partidos.

La consecuencia es evidente: IU con un 6,92% en el conjunto del Estado, sólo logra 11 diputados, 6 menos que CIU con sólo un 4,17% de los votos. UPyD, con un 4,69% de los votos, es decir, cuatro veces los votos obtenidos por Amaiur, logra sólo 5 diputados, la formación vasca, con poco más de 1% de los votos 7, y CIU, con un resultado electoral inferior al de UPyD e IU, 16. Nos encontramos pues, no tanto ante un problema de proporcionalidad matemática sino a un sesgo territorial que ha creado feudos y tapones. Feudos que sobredimensionan la representatividad real de algunas formaciones políticas, y tapones que impiden desbordar el bipartidismo pues garantizan siempre las mayorías absolutas y con ellas, los rodillos democráticos y la falta de diálogo y consensos entre los grupos.

Un cambio hacia listas abiertas, con o sin modificar el mapa electoral, sólo conduciría a una mayor concentración de poder en los partidos mayoritarios. Y a la práctica exclusión de los grupos pequeños y los independientes. El debate real, el que interesa realmente a los ciudadanos, es el debate de las circunscripciones y la proporcionalidad. Una combinación que aporta el modelo Proporcional Personalizado, que es el usado en una de sus variantes por Alemania y Nueva Zelanda.

FORMACIONES QUE CONCUCURREN A LAS ELECCIONES GALLEGAS

Como hemos hecho en otras ocasiones, relacionamos las TODAS las candidaturas al Parlamento Gallego. Existe vida inteligente más allá del marketing electoral y los rodillos que aplican los dos grandes partidos, alternativas muy serias, algunas de ellas con fuerte respaldo internacional.

Partidos con Representación en el Parlamento Gallego.

 El Partido de Rajoy se juega mucho más que unas Autonómicas. Galicai ha sido uno de sus bastiones históricos, y una derrota electoral abriría una vía de agua difícil de cerrar. El candidato, Núñez Feijoo, sabe que no las tiene todas a su favor por culpa de los recortes y el descrédito de su compañero Rajoy, de quien se ha querido distanciar hasta el punto de, incluso, quitar el logo del PP de los carteles electoraleshttp://www.ppdegalicia.com

 El Psoe de Galicia. Castigados por la crisis y con unas elecciones que les ha pillado a contrapié, se juegan mucho menos que el PP. Están en una posición cómoda, a la espera de capitalizar gran parte del desencanto que está provocando Rajoy. Sin embargo, la sociedad los percibe como parte del problema “la otra cara de la moneda”. Son conscientes de haber perdido la hegemonía social que un día disfrutaron en la izquierda, pero confían que esa mayoría social no se convierta en mayoría electoral y el voto útil o contra el PP termine beneficiándoles. http://www.psdeg-psoe.com

 Fueron determinantes en la única etapa en la que Galicia no fue gobernada por los conservadores del PP. Confían que el desgaste de la derecha les beneficie y puedan reeditar un pacto con el Psoe. Sin embargo, los problemas y divisiones internos les restan mucha fuerza, aunque la sociedad los sigue percibiendo como los únicos capaces de romper el bipartidismo en Galicia. http://www.bng-galiza.org

Candidaturas sin representación en el Parlamento Gallego.

 La fuerza que fundara y lidera Rosa Díaz debe confirmar su meteórico ascenso en el mapa político logrando representación en las Comunidades Autónomas. Su discurso, marcado por un fuerte centralismo, se ha convertido en uno de los hándicaps para lograr transformarse en esa verdadera tercera fuerza que España necesita, y en la que ellos aspiran convertirse. En Andalucía ya cosecharon un sonado descalabro, quedando fuera del Parlamento y con unos resultados – en algunas provincias – bastante pobres. Galicia les puede pasar lo mismo. http://weblogs.upyd.es/galicia

Alternativa Galega de Esquerda es una coalición liderada por carismático Xosé Manuel Beiras. Integra a escisiones del BNG, como la conocida ANOVA- Irmandade Nacionalista, Esquerra Unida (IU), Equo y Espacio Ecosocialista Galego. Compiten, sobre todo, por el voto del BNG. Su diversidad es uno de los principales interrogantes que se ciernen sobre este amplio frente, ¿serán capaces de conservar la unidad de acción durante la futura legislatura? Este partido quizás sea el más perjudicado por la ley electoral. Pero sea cual fuere el resultado, la formación liderada por Beiras podría llegar a convertirse en una fuerza muy determinante en el futuro. Además, esta experiencia en Galicia, si sale bien, IU y Equo podrían intentarla en otras Comunidades. http://www.anova-galiza.org

CxG, Compromiso por Galicia es otra de las formaciones surgidas de las divisiones internas en el seno del BNG. No gozan de tanta popularidad y apoyo mediático como la coalición de IU, Equo y los seguidores de Beiras, pero su discurso y una imagen joven, dinámica y muy cuidad pueden darle mucha más fuerza de la que algunos esperan. Cuenta con la ventaja de presentar una homogeneidad de la que carece Alternativa Galega, siendo una garantía para muchos electores descontentos con el BNG y con el bipartidismo del PPsoe. Sin embargo, con tres formaciones disputándose el mismo espacio político, es improbable que logren entrar en el parlamento. http://compromisoxgalicia.org

Sociedad Civil y Democracia es el partido que apadrina Mario Conde. Su orientación liberal lo sitúa en el espectro huérfano de nuestro mapa político, el que ocupan los partidos centristas europeos, pero despierta algunas dudas. ¿Es un partido con vocación de futuro o una apuesta personal? Esta es incógnita solo el tiempo la resolverá, pero, sin duda, muchos en Galicia y en el resto de España, verán con muy buenos ojos el programa político de esta formación. http://www.pscd.es

 El PACMA, Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal es uno de los Partidos Extraparlamentarios más conocidos. Sin duda, es el que más ha crecido en los últimos años. Responde a una corriente de pensamiento, la animalista, que cada día tiene más partidarios en occidente. En Europa, sus referentes políticos han comenzado a obtener representación institucional, y muy pronto parece que también la tendrán en España. La apuesta de Equo por abandonar el espacio verde y moverse en la órbita de la izquierda anticapitalista contribuye a ser vistos como la única opción verde a la que apoyar. http://www.pacma.es

 El Partido Pirata ha causado furor entre la juventud europea, sobre todo la alemana. Ya tienen representación – y bastante importante – en parlamentos autonómicos de Alemania, y es casi seguro que entrarán en el Parlamento Federal de Alemania y en el Parlamento Europeo. Sus premisas: democracia directa y libertad en internet, los ha convertido en una de las fuerzas políticas que más crecen en el mundo. Su auge está siendo proporcional a los esfuerzos de los gobiernos por censurar internet. Es improbable que lleguen a ser determinantes en un futuro a corto plazo, pero su presencia en las instituciones y su activismo en las redes sociales e internet hacen de este partido uno de los que más proyección tendrá en el futuro. Aunque no parecen que vayan a entrar en el Parlamento, sus votos pueden restar mucho a otras formaciones y dar un toque de atención a todos. http://piratasdegalicia.org

 El Centro Democrático Liberal tiene su origen en el CDS, en concreto en un grupo de centristas que se negaron a integrarse en el PP en el año 2005. Es un partido liberal demócrata, desconocido en España por la mayoría de los electores, pero que se ha sabido posicionar en el social liberalismo europeo. Son miembros del Partido Europeo Liberal Demócrata Reformista, ELDR. En todos los países europeos, los liberal- demócratas y los social-liberales son determinantes en los parlamentos, incluso en muchos gobiernos. En España, donde el bipartidismo todo lo ha arrasado, apenas se les conoce, pero es previsible que, en un futuro, tengan mucho que decir. http://www.cdl-galicia.es

 Esta formación, más que un partido político es un antipartido. Se trata de un movimiento ciudadano que busca la reforma de la ley electoral y que se computen los votos emitidos en blanco. Nadie espera que logren representación, pero el incremento de votos en las últimas elecciones fue espectacular. Casi 100.000 votos en el Congreso y casi 250.000 votos en el senado. Sin duda, los votos que reciba esta formación – y pueden ser muchos – serán determinantes, pero jugarán en contra, sobre todo, de los partidos pequeños. Aunque la iniciativa resulta atractiva: votar a quien se compromete a no tomar posesión del escaño, creo que en estos momentos, la rabia y la frustración se deberían encauzar hacia posiciones más constructivas. La reforma electoral es una reivindicación que está en muchos programas electorales. http://escanos.org

Converxencia XXI es un partido nuevo, que se define como galeguista y liberal. Nadie les da posibilidades en estas elecciones, y muchos consideran que no tendrán recorrido. Sin embargo, son un buen ejemplo de la sociedad civil organizándose para presentar batalla frente al bipartidismo y a las siglas de siempre, con los discursos de siempre, y las propuestas de siempre. EL hecho, además, que no existan fuerzas liberal-demócratas con representación institucional en España, hace que nazcan muchas siglas en este espectro. http://www.converxencia.eu

Unificación Comunista. Es un partido fundado en 1973, pero que nunca ha logrado representación institucional significativa. Esta tampoco será una ocasión diferente. Algunos han considerado a esta formación como a una secta. http://www.uce.es

Falange Española de las Jons también concurrirá a las elecciones gallegas, aunque no parece que vaya a obtener ninguna representación, lograr los avales necesarios en las cuatro circunscripciones demuestra que aún goza de muchos partidarios. Recordemos que otras muchas formaciones no han logrado sumar los apoyos suficientes para presentar siquiera una candidatura. Este hecho convertirá a Falange en el único referente electoral de la ultraderecha  en Galicia. http://www.falange.es

 Por un mundo más justo es un partido que surgió en el 2004 y que cuenta, en la actualidad, con afiliados en todas las Comunidades Autónomas, pero que carece de ninguna representación institucional relevante. Sus propuestas, relacionadas con la cooperación internacional y el comercio justo lo hacen un representante de los discursos de numerosas ongs, pero la falta de medios hace que sea desconocido para la mayoría de los ciudadanos. Sin embargo, no cabe duda que muchos votantes de otras formaciones se verían más representados por las propuestas de este colectivo que las de los receptores tradicionales de sus votos.  http://www.porunmundomasjusto.com

Partido da Terra. Este es un partido político galeguista, transversal y ecologista con el que nadie cuenta para entrar en el Parlamento. Sin embargo, su discurso sobre la soberanía alimenticia, la soberanía energética, la democracia directa y el decrecimiento hacen de esta formación una de las más sólidas, desde la perspectiva de las ideas. http://www.partidodaterra.net

 

 

 

 

La candidatura de Mario Conde ya es (casi) oficial

Secreto a voces. Mario Conde encabezará la candidatura de Sociedad Civil y Democracia por la provincia de Pontevedra, y no por Ourense, como algunos habían pronosticado. Al parecer, los estudios electorales que ha realizado el nuevo partido, aseguran que será en Pontevedra, provincia en la que nació, la circunscripción en la que mejor resultado puede obtener el exbanquero y donde más daño pueda hacer el PP.

Aún no es oficial, nada lo es en un partido que aún no ha celebrado siquiera su congreso fundacional, pero el círculo más próximo al empresario gallego dan por hecha su designación como candidato a la Xunta y su búsqueda del escaño en la provincia de Pontevedra. Según algunos medios de comunicación, incluso habría contactado por carta con algunos periodistas para ganarse su apoyo y sondear la incorporación de nuevos candidatos a las diferentes listas que presentará el nuevo partido en Galicia.

Desde el PP la cosa también se da por hecha. Feijóo anda con colitis desde que supo con quien tendría que jugarse los cuartos. Y no es para menos. Mario Conde será muchas cosas, pero no es tonto y da varias vueltas a todos los candidatos con los que va a lidiar en este primer asalto político.

Tampoco parecen tranquilos en el Psoe. Saben que el discurso que esgrimirá Conde también los dejará a ellos con sus miserias al aire. Es evidente que Mario Conde fue víctima de una conjura política que implicó tanto al Psoe como al PP. fue la primera gran víctima del régimen bipartidista. Es normal que sienta antipatía hacia sus verdugos, aunque se guarda de reconocerla públicamente.

Mario Conde tiene, además, sobrados apoyos entre el poder económico y mediático. Por no hablar de una mejor agenda de teléfonos que ningún otro político en ejercicio. Va a pelar por un nicho electoral que se encontraba huérfano en España por culpa del sectarismo y la arrogancia de los dos grandes partidos. Una pena por las minoritarias formaciones liberales que no podrán, al menos de momento, enfrentar el huracán Conde que se avecina.

No voy a negar que Conde me cae bien. Es cierto, comparto con él gran parte de su ideario y no pocas posiciones filosóficas ante la vida. Sé que su voluntad de participar en política es altruista, que busca una salida honrosa para nuestro país, pero como ya he dicho en alguna ocasión, por ahora, me recuerda en exceso a Berlusconi. Espero equivocarme. Desearía equivocarme. Ojalá me equivoque y el partido patrocinado por Mario Conde no caiga ni en el culto al líder ni en el populismo barato. Ojalá su discurso sea también su praxis política. España necesita con urgencia acabar de una vez por todas con los rodillos democráticos, deshacer la entente cordial del PP y el Psoe, recuperar la confianza en su futuro y acabar para siempre con los políticos profesionales, esos que no han hecho en la vida otra cosa que militar en un partido y ocupar cargos públicos.

España necesita que los profesionales y los empresarios se impliquen en la gestión de los asuntos públicos. La sociedad civil debe recuperar el protagonismo que le han robado los dos grandes partidos y los pequeños, aspirantes a emular a los victoriosos PPsoe. Hace falta, además una fuerza liberal que apueste por Europa y reconozca la pluralidad de España y no pase todo el santo día, como ocurre con Upyd, criticando la existencia de las Comunidades Autónomas. Ojalá que la fuerza política que Mario Conde lleva años incubando sea la que logre todos estos objetivos. Ahora mismo no hay otra que pueda hacerlo. Sin embargo, sigo siendo escéptico ante esta maniobra política. Puede que el guiso tenga todos los ingredientes necesario desde un punto de vista nutricional, puede incluso que distribuidos en la justa proporción, pero el guiso me sigue sin oler bien.

 

¿Un gobierno de concentración?

03/08/2012 1 comentario

El 19 de julio se reunieron en el hotel Wellington de Madrid un nutrido grupo de personalidades de la política, entre las que destacaba Jose Bono, Marcelino Orejea, Carlos Solchaga, Acebes y Suarez Pertierra. ¿Qué hablaron? Nadie puede asegurar nada, pero para muchos, esta ha sido una de las reuniones “discretas” que están teniendo lugar durante este verano para preparar el camino a un posible gobierno de concentración o unidad nacional.
Las reuniones implicarían también a conocidos periodistas y empresarios. Tendrían como objeto diseñar la agenda oculta de una transición hacia un gobierno PP-Psoe, que podría tener también la participación de algunos grupos nacionalistas y de Upyd. El gobierno estaría formado por un grupo de tecnócratas acompañado de algunos líderes políticos de las formaciones que darían apoyo parlamentario a este ejecutivo.
Algunos movimientos por parte de los sindicatos y las principales corporaciones profesionales tienen también este objetivo. En este caso, se tratará de garantizar una relativa paz social mediante el control de las convocatorias de movilización y la crítica a las medidas que adopte el nuevo gobierno.
Durante las próximas semanas y meses escucharán bastante la necesidad de que los dos grandes partidos pacten las reformas. Incluso podrán apreciar un llamamiento por parte de medios de comunicación cercanos al PP y al Psoe, pidiendo el gobierno de concentración.
Es la respuesta que el bipartidismo daría en caso de una intervención del Estado. También es posible que se planteé el gobierno de concentración si la situación económica y social empeora aún más.
Que nadie se lleve a engaños. No es el patriotismo ni la emergencia nacional lo que justifica esta decisión. Lo único que se pretende es garantizar la continuidad del bipartidismo y evitar un cambio radical en el panorama político. El Psoe teme que en España pueda ocurrir igual que pasó en Grecia, que la izquierda antisistema los supere en votos. El PP teme una escisión interna y un final parecido al que sufrió el CDS. Para evitarlo están dispuestos a cualquier cosa.
Rajoy es de los pocos que está trabajando para evitar esta eventualidad. Sin embargo, si la situación sigue empeorando, arreciarán las presiones desde su propio entorno y quizás se vea en la obligación de claudicar. El partido socialista ya ha advertido de hasta dónde está dispuesto a llegar para forzar el gobierno de concentración: la ya famosa campaña en las redes sociales “en defensa de Andalucía” es un ejemplo de cómo el Psoe está dispuesto a utilizar a la mayor comunidad autónoma de España como ariete contra la Moncloa. Si es necesario “forzar una crisis” institucional que enfrente a las autonomías con el gobierno de España lo harán sin dudarlo.

 

EL PP cada día más solo

Las encuestas demuestran que el PP cada día está más solo. Apuntes hacia donde apuntes todos son datos negativos. La encuesta publicada de Metroscopia muestra una caída de casi quince puntos en intención de voto en ocho meses. La mitad de esta pérdida en la intención de voto tras las medidas aprobadas contra desempleados, funcionarios y la subida del IVA.

Rajoy resiste en su torre de cristal, pero abajo ya están preparando maneras de hundirle. Más del 80% de la población rechaza sus medidas. Incluso sus votantes incondicionales comienzan dudan de las decisiones del gobierno.

Los empresarios están cada vez más cerca del divorcio. Las encuestan sobre la opinión que tienen los empresarios de la gestión de Rajoy, son menos críticas, pero igual de mayoritarias en su contra. Nadie cree que se esté haciendo lo suficiente.

El Psoe no logra mejorar subir en intención de voto más de un punto. Iniciarán una campaña para que la gente recuerde las medidas sociales de Zapatero y así intentar combatir el “todo son iguales” y esa desafección que sienten los ciudadanos hacia los políticos, pero en especial hacia el bipartidismo, el cual es posible que comience a resquebrajarse. De hecho, es la primera vez que la suma de PP y Psoe en las encuestas roza el cincuenta por ciento del apoyo. Ahora mismo, los dos partidos obtendrían una 54 – 55% de los votos. IU sube hasta un 12% y Upyd se acerca al 10%. Nunca se ha estado tan cerca de acabar, de una vez por todas, con el bipartidismo.

Sin embargo, la lucha será aún muy larga. El Psoe está movilizando a toda su extraordinaria red clientelar, formada por sindicatos y oneges. El PP, por su parte, quiere ganarse el apoyo seguro de la Iglesia y concederá cuanto le pida en cuestiones legislativas (aborto, matrimonios gays, privilegios fiscales, etc.). También los medios de comunicación van a jugar un papel importante para erosionar la imagen de las alternativas al bipartidismo. En especial temen a Upyd. Saben que IU se rompe sola, que no suele ser fiable a medio y largo plazo. Pero la formación de Rosa Díaz puede ser muy diferente.

Queda mucho tiempo para saber si finalmente se acaba con el  bipartidismo, esta pseudo democracia que hemos vivido hasta el momento. Rajoy luchará por aguantar todo el tiempo posible. Las autonómicas y municipales serán el verdadero barómetro. Pero falta todavía que se implementen reformas legislativas que apuntalaran el bipartidismo y aparezcan nuevos actores. Aún no es tiempo para cantar victoria. Lo único que queda claro en las encuestas es que a Rajoy no lo quiere nadie. 

A %d blogueros les gusta esto: